¿POR QUÉ FRACASAMOS? ERRORES A EVITAR

2590347566_0ff8428ca1_zA todos nos ha pasado de tener una idea que hemos creído única, original y la que nos va a sacar de pobres, pero por desgracia muchas veces nos pasa como a la lechera del cuento y echamos a volar las campanas antes de tiempo.

Hoy vamos hablar de los errores más comunes que se comenten a la hora de iniciar un negocio y que nos lleva a tener que cerrarlo junto con nuestros sueños y esperanzas.

El primer gran error que se suele tener es pensar que con tener una idea magnifica basta, pero por desgracia no es así, hay muchas cosas que pueden salir mal.

En la mayoría de los libros de emprendedores y a los gurús empresariales oiréis hablarles del método de las 6 preguntas (método de la H y las 5 W):

WHAT? (¿QUÉ?)

• ¿QUÉ PRODUCTO VAMOS A OFRECER? • ¿CUÁLES SERÁN SUS CARACTERÍSTICAS? • ¿QUÉ ESTRUCTURA DE COSTES TIENEN?

WHY? (¿POR QUÉ?)

• ¿QUÉ NECESIDAD PRETENDEMOS SATIFACER? • ¿POR QUÉ VAMOS A LANZAR ESTE PRODUCTO?

WHERE? (¿DÓNDE?)

• ¿QUÉ UBICACIÓN ES LA MÁS APROPIADA PARA CAPTAR A NUESTRO PÚBLICO OBJETIVO?

WHEN? (¿CUÁNDO?)

• ¿EN QUÉ MOMENTO ACCEDERÁN LOS CLIENTES A NUESTROS PRODUCTOS? • ¿CON QUÉ FRECUENCIA ADQUIRIRÁN NUESTRO PORODUCTO? • ¿ESTAMOS PREPARADOS PARA RESPONDER A PICOS DE DEMANDA?

WHO? (¿QUIÉN?)

• ¿PODEMOS DESCRIBIR A NUESTRO PÚBLICO OBJETIVO? • ¿PODEMOS CUANTIFICARLO?

HOW? (¿CÓMO?)

• ¿CÓMO VAMOS A OFRECER NUESTRO PRODUCTO? • ¿CÓMO VAN A SER LOS PROCESOS?

Antes de embarcarnos en la aventura empresarial debemos poder responder a todas estas preguntas para ver si nuestro proyecto es viable e intentar minimizar en lo posible las pérdidas, pero siendo realistas ni siquiera tener la respuesta adecuada a todas estas preguntas nos garantiza que vayamos a tener éxito. Otro gran error que solemos cometer es comentar nuestro proyecto sólo con amigos y familiares, no está mal contar con su apoyo, pero su opinión no va a ser objetiva. Igual que cuando somos pequeños para nuestras abuelas siempre somos los más guapos y los más listos, nuestra familia y amigos al vernos ilusionados nos van a decir que adelante sin plantearse los posibles fallos o problemas que tenga nuestro proyectos.

En el inicio de nuestro proyecto lo que necesitamos es que alguien haga de abogado del diablo, es decir, que cuestione todo nuestro proyecto, que intente encontrar cualquier falla o debilidad que tenga nuestra idea. Lo recomendable es contactar con profesionales para enseñarles nuestra idea ya que su opinión será más objetiva y constructiva. Además no es aconsejable asociarse con familiares y amigos, sobre todo si éstos no son profesionales del ramo de nuestro proyecto o si sólo se asocian con nosotros por amistad y no porque crean en el proyecto.

No es recomendable porque nuestra empresa no dará beneficios enseguida incluso habrá épocas muy malas y personas que no sean profesionales del sector o no crean en el proyecto se pueden poner nerviosas, exigir beneficios enseguida o que les devolvamos su inversión en un momento en el que no podemos; estas situaciones pueden crear una tensión que termine afectando a nuestras relación personal. Respecto a la financiación hemos de pensar a largo plazo, siendo casi imposible que cualquier empresa empiece a ser rentable en su primer año de vida cuando busquemos financiación debemos contar con todos los gastos (alquiler, nóminas, seguros, impuestos, ….etc), que podamos tener durante los primeros años del negocio.

Si empezamos nuestro negocio únicamente con la financiación necesaria para ponerlo en marcha, confiando en que con lo que consigamos tendremos para ir pagando los gastos, podremos encontrarnos en una situación en la que no podamos hacer frente a los pagos y se nos empiecen acumular las deudas. Por ello lo aconsejable es conseguir más financiación que la necesaria para comenzar el negocio, pudiendo contar así con un colchón que nos permita tener una tranquilidad, porque las decisiones tomadas en momentos de desesperación no son buenas.

Aun así hemos de tener los pies en el suelo y tener presente que se puede fracasar, por lo que tampoco pongamos todos nuestros huevos en la misma cesta, es decir, no expongamos más del 50% de nuestro patrimonio personal en nuestro proyecto, porque si fracasa nos quedaríamos sin empresa y sin nada y no es plan de quedarnos en la calle por no salir bien nuestro proyecto.

Supongamos que ya hemos puesto en marcha nuestro proyecto y que tenemos suerte e incluso nos va bien que errores se suelen cometer en estos momentos, embriagarnos de éxito y descuidar nuestro producto o servicio y a nuestros clientes. Es importante darle publicidad a nuestro negocio, que sea conocido, pero sin destinar la mayoría de nuestros fondos a publicidad, por ejemplo, gastas un dineral en anunciar tu producto o servicio en el prime time nocturno de todas las cadenas de TV durante los 7 días de la semana, pero al mismo tiempo no destinas los mismos esfuerzos en mantener y mejorar tu producto o servicio; conseguirás que vaya más gente a tu negocio, pero si lo que les ofreces no les deja satisfechos no volverán y, sobre todo, hablaran mal de nosotros.

No debemos despreciar el efecto boca boca más en estos tiempos en que todo se twuitea o se comenta en las distintas redes sociales. Asimismo es importante que fidelicemos a nuestros clientes, no sólo debemos atraerlos sino que tenemos que hacer todo lo posible para que sigan con nosotros, debemos intentar darles un trato lo más personalizado posible, a todo el mundo le gusta que estén pendiente de él, y un producto o servicio de calidad, tenemos que pensar que un cliente feliz nos puede proporcionar muchos más clientes más incluso que los que nos podría proporcionar un anuncio.

Algunas veces nos creemos que somos como Dios y que podemos estar en todas partes y encargarnos de todo, mentira, hay que aprender a gestionar nuestro tiempo y a no intentar abarcar más de lo que podamos, si tenemos más socios o trabajadores debemos apoyarnos en ellos. No se trata de que no estemos pendientes o que descuidemos nuestras responsabilidades, al fin y al cabo es nuestra empresa y mejor que nosotros no la va a cuidar nadie, pero hay que delegar porque no es posible ocuparnos de todo, así como no es aconsejable coger más trabajo del que podamos realizar con los recursos con los que contemos en ese momento, porque al final lo que haremos será dar un mal servicio o producto que repercutirá en nuestra contra.

El último consejo que os puedo dar es que la avaricia rompe el saco, me explico; puede que nos vaya muy bien y pensemos que es el momento de ampliar nuestra empresa, abriendo más centros o sucursales en otras poblaciones ..etc, cuidado que nos vaya bien no quiere decir que estemos preparados para meternos en otra inversión, tanto de recursos como de tiempo, para ampliar. Primero asentemos bien nuestra empresa que para ampliaciones siempre habrá tiempo.

Por último deciros que aunque no cometamos ningún error, nuestra proyecto sea magnifico y consigamos la financiación necesaria, nuestra empresa puede no funcionar y fracasemos; muchas veces hay factores externos que nosotros no podemos controlar como la suerte, el momento que elijamos para empezar el negocio, ….etc, que son los que van a determinar la suerte de nuestra empresa. Aun así no debemos tener miedo al fracaso, debemos verlos como una experiencia vital de la que hay que aprender, Amancio Ortega, el dueño de Inditex, fracaso en su primer negocio y después creo un imperio.Nunca hay que desanimarse.

Podéis comentar esta entrada y contarnos cuales han sido vuestras experiencias, si queréis más información o tenéis alguna duda podéis contactar con nosotros para hacernos una consulta rellenando el formulario de contacto y a la mayor brevedad posible os contestaremos. Nuestra intención es que este blog os sea de utilidad y que participéis, por ello si queréis que hablemos de algún tema o consideráis interesante alguna noticia o asunto de actualidad, proponedlo.

DAR DE ALTA UNA EMPRESA PASO A PASO

Actualmente miles de españoles ven en la creación de su propio negocio o su propia empresa una salida a su situación de desempleo, antes muchas veces se hacía por no tener que volver a soportar al jefe, aunque suele echar para atrás todos los trámites y papeleo que hay que hacer. En realidad la tramitación para dar de alta una empresa no es tan difícil y, si todo funcionara como debiera, en unos 15 días tendría que estar todo solucionado y la empresa dada de alta para funcionar, pero la realidad es que todo el proceso se dilata hasta un mes o más, lo que puede desesperar a cualquiera.

576343264_802b74f53f_n

Hoy vamos a intentar explicar de una manera muy sucinta y clara los distintos pasos que hay que dar de una forma general, ya que cada Comunidad Autónoma, Provincia e incluso Ciudad tienen sus peculiaridades.

Joven/es emprendedor/es que tienen una idea para montar un negocio, han hecho un estudio de viabilidad, tienen un plan de negocio, tienen la financiación y ya han decidido la forma jurídica (de este tema hablaremos otro día), ahora toca registrar la empresa y darla de alta:

1. Certificado de denominación social, se solicita en el registro mercantil, se puede hacer telemáticamente,   http://www.rmc.es, y cuesta unos 30€. No puede/debe haber dos empresas con el mismo nombre, es por ello que se registra, siendo recomendable poner en la solicitud de la inscripción una lista de 3 nombres por si alguno ya está registrado. Es como cuando te das de alta en cualquier página web y al poner el usuario pones tu nombre o lo que se te ocurra y te dice que ese usuario ya está siendo utilizado, sigues intentando nombres hasta que das con uno que no esta registrado. Con este certificado la empresa no está inscrita ni dada de alta, sólo es un certificado que dice que no hay otra empresa con la misma denominación

 2. Certificado bancario, dependiendo del tipo de forma jurídica que se haya elegido tiene que haber un capital inicial u otro (desde 3.000€ hasta 60.000€), una vez ingresado este capital se necesita un certificado del banco que lo acredite. No todo el capital tiene que ser dinero en metálico, también se consideran aportaciones al capital equipos informáticos, locales (si son propiedad del socio o de alguno de los socios), máquinas de producción, ….etc. La cuenta se abre a nombre de la empresa y de este dinero se pagaran los gastos de constitución y registro de la empresa.

3. Redacción de estatutos sociales de la empresa, los estatutos son como el reglamento o las normas por las que se va a regir la empresa, en ellos se va hacer constar la actividad de la empresa/negocio, el/los socio/s y sus aportaciones, los derechos y obligaciones, quien/es van a ser el/los administrador/es de la empresa, ….etc. Hay que tener cuidado y leerse bien lo que pone se pone en los estatutos para saber cuáles van a ser nuestros derechos, obligaciones y responsabilidades dentro de la empresa; así nos evitaremos sorpresas futuras que nos perjudiquen personal o patrimonialmente.

  4. Escritura pública de constitución, con el certificado de denominación social, el certificado bancario y los estatutos se acude al notario para la firma de la escritura pública de constitución, suele tardar una semana.

5. Alta censal/CIF, cumplimentando el modelo 036 de alta censal, se puede descargar en internet, y acompañándolo de la escritura de constitución de la empresa y de una copia del/los socio/s, se da de alta a la empresa en Hacienda y se le da el CIF (es el DNI de la empresa). En un principio te dan un CIF provisional con el que la empresa ya puede iniciar su actividad, en unas dos semanas más o menos dan el definitivo.

6. Liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (I.T.P.A.J.D), cumplimentando el modelo 600 y acompañándolo de copia de la escritura de constitución de la sociedad y el CIF.

7. Registro mercantil, una vez que se tiene la escritura, el CIF (aunque sea el provisional), y la liquidación del I.T.P.A.J.D. se vuelve al registro mercantil para inscribir la empresa, este es el tramite donde más se tarda. Una vez inscrita la empresa, ésta ya tiene capacidad jurídica.

Una vez que hemos registrado la empresa y ésta ya tiene capacidad jurídica podemos empezar a funcionar y rezar para que nuestra idea y negocio funcione.

Como os he comentado al principio, en esta entrada os he hablado de una forma muy breve de los pasos necesarios para dar de alta una empresa si queréis más información o tenéis alguna duda podéis contactar con nosotros para hacernos una consulta rellenando el formulario de contacto y a la mayor brevedad posible os contestaremos.

También podéis comentar esta entrada y contarnos cuales han sido vuestras experiencias y que problemas habéis encontrado. Nuestra intención es que este blog os sea de utilidad y que participéis, por ello si queréis que hablemos de algún tema o consideráis interesante alguna noticia o asunto de actualidad, proponedlo.